La farándula en Córdoba

Este fin se semana pasado tuvo lugar el que para mu gusto es el evento más importante nacional relacionado con los juego de mesa, el Festival de Juegos de Córdoba, de mano (entre otros) de la asociación Jugamos Todos. En este festival se junta la mayor parte del gremio especializado como distribuidoras, editoras, tiendas, diseñadores noveles y por supuesto jugones, muchos jugones. Pero además hay gente jugando, muchas veces por primera vez. El sábado por la noche, estaban todas las mesas de juego llenas. Enhorabuena a la organización.

Por nuestra parte, montamos un comando simio (Fran, Cristian y servidor) para hacer una incursión de un día. Aparecimos el sábado temprano por la mañana justo para desayunar en el Puerto Rico. Un clásico. En general, en Córdoba se juega menos que por ejemplo en las Meeting o en Zona Lúdica, sin embargo, en Córdoba se vive la farándula como en ningún sitio.

Al llegar nos sentamos con Javi Santos en el stand ganador del festival, el de Ludonova, flamante ganador del JdA de este año. Acudimos a su mesa como abeja a la miel al ver dos flamantes prototipos que estaban probando durante el festival. Hay que tener en cuenta que el jugón ya no le vale con jugar a juegos buenos, no le vale ni siquiera jugar al último juego bueno publicado, necesita jugar y probar los juegos que todavía no se han publicado… Así somos. Si es un prototipo tiene un +1. El prototipo que probamos es un abstracto del señor X. Nada a mi no me gustó mucho, pero supongo que los abstractos tienen su público.

Biblio se nos unió para intentar probar el segundo prototipo del señor Y, que ya lo había jugado y le gustó mucho. Haciendo tiempo, nos sentamos con el Capitán Badajoz para probar uno de los nuevos juegos 100$ español, el Northwest Passage Adventure. No os cortéis, pasaros por la bgg y darle una buena puntuación 😉

Es un juego de carreras con mucha alma. Cada jugador pilota un barco intentando cruzar el paso del nor-oeste, entre islas, icebergs aguas limpias. Está muy cerrado, con unos componentes estupendos (lástima que no se pudieran comprar los 4 barcos de madera…) y un diseño espectacular. Gana por supuesto el primero que atraviesa en paso, y tiene un sistema en el que se va montando el mapa a medida que los jugadores avanzan que es muy simpático. Como única crítica el precio, pero supongo que es difícil competir siendo una editorial independiente.

El último juego de gen X

También jugamos clásicos como el Snow Tails, el Caylus y el Last Train to Wensleydale esperando a probar novedades. Por la tarde, tras un buen bocata, asaltamos la isla de Libertalia (alguno de nosotros dos veces), de otro de nuestros diseñadores fetiche, Paolo Mori. ¿Me gustó? Un poco rollo que se tengan que jugar 3 rondas. Son todas iguales/parecidas. Bueno, es de piratas, y eso tiene un +1 también.

Para terminar la tarde, el plato fuerte, el prototipo del señor Y. Juego con mineros, trenes y algo parecido a préstamos. No podía ser malo.

Bajando a la mina

Juegazo del día, de los que me gustan a mi. Un juego con algo de chicha y algo de alma. Hay que conseguir licencias de minas, contratos, bajar a por los minerales y transportarlos. Tiene un sistema novedoso en el que cada jugador tiene unos ciertos puntos de acción, pero que los puntos que cuesta cada acción va variando a lo largo del turno. Elegante y tenso. Al final de la partida, hasta rellenamos una “encuesta” para Eggerspiele dando nuestra opinión. ¡Qué nos gusta la farándula!

Para terminar un par de cervezas de despedida de nuevo en el Puerto Rico con Pedrote y Biblio charlando sobre la industria de los juego de mesa y el poco PIB que mueve… Espectacular.

En resumidas cuentas, un gran viaje. Hacía cuatro años que no pisaba el Festival, pero desde luego me han dado ganas este año de volver el año que viene, e incluso, de hacer noche.

Grandes clásicos

Una brevísima reseña para dejar constancia en nuestro blog de la barbacoa gañana que celebramos el sábado 26 de marzo. Lo primero, es agradecer a los Molineros su hospitalidad y al resto su entrañable compañía. Mención especial a los “enfermos” Jose, Lucas y Teresa, que se portaron como campeones.  Patricia, Laura y yo nos lo pasamos genial.

En el aspecto lúdico, tras una semana tonta de actividad simia, al final optamos por no quemarnos la cabeza y recuperar dos clásicos, el Puerto Rico (donde para variar ganó el buscador de oro, digo Fran), y el Tinners Trail, una de las joyas de Mr. Wallace. Por cierto, me gustó mucho la expansión del PR, le da una nueva forma de conseguir la victoria (o al menos eso me pareció). No me importaría repetir.

Un clásico aunque no sea el número uno de la bgg

Como detalle, se decidió la forma sencilla de hacer los días del gañán a tres simios. El afortunado pasa al final de la cola, y el resto avanzan una posición (con y sin asistencia). Sobre este tema, haré una última defensa del modo más complicado, sobre todo para que se puedan hacer días del gañán a dos. Pero eso será en otro post.

Y sólo queda esperar al próximo sábado gañán… esta vez ya con un pepino de juego… ¿SOE?

Castigo

No me sentaré a la derecha de Jose. No me sentaré a la derecha de Jose.
No me sentaré a la derecha de Jose. No me sentaré a la derecha de Jose.
No me sentaré a la derecha de Jose. No me sentaré a la derecha de Jose.
No me sentaré a la derecha de Jose. No me sentaré a la derecha de Jose.
No me sentaré a la derecha de Jose. No me sentaré a la derecha de Jose.

Sigue leyendo