De excavaciones varias y regalos de cumpleaños

Lo que llevamos de noviembre ha sido bastante intenso lúdicamente hablando. Para empezar, ha sido Essen, a donde este año tampoco hemos podido ir, pero que antes o después volveremos. Cumplo años el día 4, y ya es tradición comprarme alguna de las novedades como (auto) regalo patrocinado por Patricia. Cuando termina la feria, empieza la búsqueda del juego del año… Pero este año (todavía) no me he comprado ninguna novedad de Essen, entre otras cosas, por los precios brutales de los juegos para jugones. Vamos, que por menos de 50 euros poca cosa te compras: Nations, Khole und Colonie, Amerigo… Parece que hay tarifa plana de 50 euros. Y el caso, es que uno ya se lo piensa. En realidad, el problema es que habiendo probado La era del carbón, y sabiendo que tiene un gran precio y es un juegazo, me da una pereza terrible comprar algo a ciegas sin probarlo. Dicho esto, el Pathfinder me lo he comprado, aunque no cuenta por que no es de Essen 😉

Dejemos de divagar. El mes comenzó (o casi) con una visita a la guarida del conocido como el sexto simio, Javi Santos, y como paso en mi anterior visita, me sorprendió con una esquisita bebida refrescante…

¡Chispeante pulpa de guayaba!

¡Gracias Javi! Así tendremos que repetir la visita de vez en cuando.

Como plato lúdico, jugamos una partida al Pergamon, un juego muy interesante de 2011 que creo que ha pasado sin pena ni gloria. He de decir que es un juego que me supera, y me dieron una soberana paliza. En el último turno, presenté dos fulas de exposiciones, pero limpias limpias… Javi nunca había visto tantas monedas dando lustre juntas (ver foto adjunta). Es un juego que como he dicho me parece muy interesante. En el inicio de turno, con una acción (pones el meeple en un track) decides a la vez ¡el dinero que puedes recibir, el orden de turno, las losetas que puedes comprar, y el orden de inicio del siguiente turno! Una barbaridad. Se puede jugar en Yucata, y si te pones a pensarlo, es una decisión durísima. Además, hay otra capa de complejidad, que es que el valor las losetas que compras (es un juego de comprar losetas y hacer sets, pero en forma de puzle) no es fácil de estimar, ya que el sistema de puntuaciones es relativamente sofisticado; hay diferentes tipos de piezas, cada una puntua en un momento del juego, al final puntúan todas de forma especial y para colmo de males, las losetas que presentas para puntuar van envejeciendo, pudiendo puntuar varias veces o no. Lo dicho, sofisticado. Creo que es un gran juego, pero su duración/complejidad no está equilibrada. Aunque uno puede puede pensar que es familiar, no estoy nada de acuerdo. Es un juego duro, y a 4 jugadores ni te cuento.

Lo que es no tener ni idea de lo que había que hacer…

Más adelante, en la sesión golfa, me tocaba el turno del gañán y aunque estaba pensando en venderlo, saqué mi regalo de Essen del año pasado, el Snowdonia. Aquí me encontré con otro regalo de cumpleaños, por que no sólo jugamos Jose, Fran y yo, sino que Patricia se apuntó y jugó la partida entera. Jugamos el segundo escenario que trae el juego, que por cierto, es mucho peor que el primer desde mi punto de vista, ya que divide a los jugadores en dos equipos, subiendo la montaña por dos caminos diferentes, por lo que hay la mitad de tensión. La partida estuvo simpática, el juego se llevó un +1 por el minipunto de pareja, así que se queda en la colección, es más, me he comprado una expansión de Essen de este año 😉

Mi juego de Essen de este año

Lo curioso, es que el Snowdonia volvió a salir a la mesa no otra vez esa semana, si no dos. Primero con la gente de la asjm en casa de Frescology, y el fin de semana, de nuevo con Patricia como segundo regalo de cumpleaños (+2 puntos de pareja). LA verdad es que funciona bastante bien, aunque mejor a 3-5 jugadores que a 2, que flojea un poco. Lo único malo, el setup, que es infernal. Para vender el juego 😉

Por cierto, después del Snowdonia, en mi día del gañán jugamos el San Petersburgo. J-U-E-G-A-Z-O al que no ganaré nunca. Vaya rabo de proporciones herculíneas nos metió Fran. Pero vamos, que fue para olvidar la partida. ¡Y eso que compré el observatorio en el primer turno!

Además de todo esto, conseguí sacar a Cristian de su madriguera para que probara el Julius Caesar, pero esa reseña, se la dejo a él 😉

Turno del gañán: Jokin, Cristian, Fran, Jose, David

Anuncios

Meeting Games 2013

Sí, ya sé que ha pasado un mes y que ahora lo que todo el mundo espera es la simio-reseña del comando Festival de Córdoba (que llegará), pero siguiendo nuestro (casi) estricto orden temporal, lo que toca es hablar de las Meeting Games, sobre todo, por que lo merecen.

Las Meeting Games es una iniciativa del comando San Fernando con 4 años de antiguedad que ha sobrevivido al desembarco de herederos de los últimos años (que también ha dejado alguno en la pareja Pili/Luis). Para mi es una cita ineludible a la altura del Festival de Córdoba y Zona Lúdica, que digo, no sólo para mi, sino para toda mi familia. Por que las Meeting no sólo me permite disfrutar de mi afición con amigos, sino compartirla con Patricia y mis heredereros, y eso tiene un +2.

A las Meeting Games acuden jugones de una cierta categoría (por no decir antiguedad) acompañados en muchos casos de toda la familia, y no es raro ver jugar un juego de Haba al lado de un Sword of Rome de GMT de 6 horas (que envidia, por cierto). El ambiente es inmejorable. Por eso agradezco a los organizadores que monten esta pequeña reunión cada año. ¡GRACIAS!

Aunque en un principio no tenía demasiadas expectativas de jugar, al final me llevé una sorpresa. Santiago de Cuba (por dos veces), D-Day Dice, Aliens contra Zombies, 1775 (¡por dos veces!), The Great Zimbabwe, Vegas, Ra, Russian Rails (sí, me Gizmo nos emgaño vilmente), Julius Caesar y varios juegos de Haba. No está mal.

Furcias y dados

Furcias y dados con Stuka y cia.

A mi alrededor se jugó mucho. Quizás el juego que más mesa vio fue el Clash of Cultures, pero se vio un Combat Commander, un Fiedrich, el mencionado Sword of Rome y alguna barbaridad más. De todos los que vi jugar, me perdí (por muy poco) una de las últimas criaturas del Elklund, Pax Porfiriana. Estaba por 25 euros en Juegame, pero no duró ni un día…

Con esta pinta como le vas a decir que no

Con esta pinta como le vas a decir que no

Mi juego decubirmiento, el Julius Caesar. Vaya partida jugué con Biblio hasta las 3 de la mañana. Se fue volando entre choque y choque fraticida de legiones romanas. Esa noche me ha costado 44 euros, por que me lo he tenido que comprar.

Juegazo

Juegazo

Nada, en realidad podría decir muchas más cosas de ese fin de semana, pero mi hijo acaba de hacerle una pitera a su prima con un objeto afilado +1. Mis obligaciones me reclaman. El año que viene, más. Apúntanos ya al preorder Luis.

Volvemos de Zona Lúdica 2013

Acabamos de volver de ZL13 el 40% de los simios, los que pudimos evitar los compromisos laborales/familiares/deportivos (un saludo al resto), y aunque todavía no me he recuperado, voy a aprovechar que mi familia todavía no ha vuelto a casa para hacer la mini reseña antes de que la rutina me arrastre…

Lo primero y principal, es que nos lo hemos pasado genial, así que agradecer a la organización que año tras año monten las jornadas para que los jugones con monóculo podamos ir a jugar sin descanso durante todo un fin de semana, siendo la escusa perfecta para reencontrarte con toda la gente con la que compartes esta extraña afición. Este año, aunque ha habido ausencias notables como el señor Suffo y el Comando Tierra de Barros, hemos vuelto a poder compartir unos momentos entrañables con gañanes de toda la península. Como siempre, lo mejor, la compañía.

¿A qué hemos jugado? ¿Con quién? Imposible acordarme de todo y de tod@s. Mi jornada empezó con un Snowdonia a tres en la mesa justo que está en la entrada de la sala (es decir, con un frío que pela) que llevaba en la maleta, seguida de una partida inolvidable a La Villa, o mejor dicho, al Misterio de la villa, pues acabamos en un extraño lugar controlado por monjes inmortales de alguna secta satánica que se multiplicaban en el monasterio como gremlins… Memorable. Después jugamos al mejor juego de la jornada, el descubrimiento del año, el Ab in die Tonne. Se trata de tirar la basura de una forma civilizada, sin que se caiga nada fuera. Es un filler de los buenos, de 10 minutos, con algo menos de 4 lineas de reglas (en las que Cristian volvió a demostrar que es el rey indiscutible de los comunis…). Lo jugamos dos veces, y en la segunda, Isa demostró que sin duda, es la más ordenada de todos nosotros haciendo una pila de basura perfecta.

Mítico (comuni incluido)

Más tarde, estábamos 6, así que jugamos un Chicago Express con Chari, Álamo y compañía. No se que estaba pensando Queen al editarlo, no es un juego familiar. Es duro y áspero, y no triunfó demasiado. Por lo menos no dura 3 horas como la fula del American Rails
Como colofón de fiesta jugamos La boca, serio candidato a juego de las jornadas, pero que flaqueó por haber durado una hora. Treinta puzles tridimensionales en pareja resolvimos. Ya lo puedes vender Cristian, está amortizado.

Así se fue el viernes y llegó el domingo, cuando una gran cantidad de visitantes llegaron a las jornadas, con un ambientazo espectacular. Para empezar sacamos un Primeras chispas, y esta vez fui yo el que hizo un comuni, y tuvimos que dejar de jugar cuando los meeple empezaron a morir de hambre por falta de alimentos… En cualquier caso pasamos a un Lokomotiv Werks, otra ida de olla de Windsome publicada por Queen. Es otro juego duro, áspero y desagradable como el CE, pero además, dura una hora y media (de sufrimiento) con la sensación de que además es aleatorio. Un clásico. Dicen que después de 20 partidas, empiezan a entenderlo, pero me estoy dando cuenta, de que los juegos Winsome, no son para simios. Necesitamos algo más accesible (si, somos unas nenazas).

Finalmente, de la mano de Ludonova, probamos el Rialto. Quizás esté en una etapa meh, pero no me impactó. Está bien, no es enrevesado, es directo, rápido, pero simplemente no me conquistó. Además, que decir del tema, Venecia otra vez… Después de comer yo me jugué un Automovile con Frescology y Kalarien (sí, el chico tan simpático que diseñó un juego de teatro el año pasado) en modo velocidad de vértido (¡hora y media explicación incluida!) y recordé por que Wallace es nuestro ídolo. Juegazo. Olvídate del Lokomotiv Werks. Cristian jugó con la gente de The black Meeple a el Nieuw Amsterdam , librándonos al resto de simios de probarlo (con comuni). No le gustó. Nada. Que lo cuente él.

Respecto a Mr. Meeple, la primera impresión fue mala… he jugado 70 partidas al Carson City, y 7000 al Oregon, ¿este tío se está quedando conmigo? Bueno, después resultó no ser mal tipo, y hasta nos invitó a una barbacoa en Vanuatu. Saludos a los campeones del asfalto que vinieron desde el norte a compartir estos días con nosotros. Espero que nos volvamos a ver pronto, aunque sea el año que viene en otra igual.

Al final apareció más gente de la esperada, y le salió por un ojo de la cara

Después de cenar, Cristian, con la escusa del cambio climático, engañó a Javi Santos, a Isa y a Rafa de Dracotienda a jugar un CO2. Es un juego fácil, sólo hay tres acciones, les dijo. Posibilidad de comuni 0.05%, me dijo. Metalizados. Gracias a Wallace, aunque cooperamos, al final del tercer turno los niveles de CO2 subieron por encima del máximo, y se acabó el mundo como los conocemos. El juego no digo ni que esté ni bien ni mal, sólo que los semi-cooperativos, no funcionan en mi grupo. Menos mal que después, siguendo el rollo verde, volvimos a tirar la basura. Como somos unos animales, jugamos un Emerald antes de acostarnos. Un juego con un dragón, no puede ser malo.

El domingo, que parecía que no podía sorprendernos, nos trajo el mejor juego avanzado de la jornada, el Brugge de Feld, que nos dejó y explicó Julio (Anaskela) amablemente. Gran juego. Dinámico, rápido y divertido. De un peso similar al Notre Damme (kilo arriba kilo abajo). Tampoco tiene nada demasiado nuevo, pero funciona muy bien, hay bastante interacción, hay un poco de combo, y no una, sino cinco calamidades diferentes (Jokin abstenerse). Lo único malo, que hay que pegar 160 pegatinas a las 160 cartas que son el motor del juego… ¿Por que este no se publica en español?

Dados de madera + 1

Después volvió un clásico simio. El Walhalla, un juego de mayoría y de tortas a dolor. Entrañable. Mítico el botellón en el olimpo de los Dioses que dio la victoria a Bravucón. Para terminar un Santiao de cuba en velocidad de vértigo. Juegazo también.

Y después nos fuimos, bueno, nos echaron. Comimos con Pili, Luis y Estrella, y nos pegamos una pecha de reir pissa. ¿Nos veremos en las Meeting Games?

Bueno, Patricia me reclama. Seguro que se me han olvidado juegos y jugones (pido disculpas), han sido dos días muy intensos, y ahora estoy reventado. En resumen, Zona Lúdica ha estado genial, como siempre. Repetiremos sin duda.

Perdidos en Mollina

Hoy es un día triste, hoy ha cerrado sus puertas Zona Lúdica 2012

...o al menos hasta el domingo.

En realidad para el universo simio (al menos para un 60%), el día triste fue el domingo por la tarde cuando recogimos nuestros trastos y volvimos al mundo real…

Yo ya había asistido a estas magníficas jornadas como invitado el sábado en las últimas ediciones. Este ha sido el primer año que he hecho un “completo”, y sin duda intentaré repetir. Han sido tres días intensos de juegos y encuentros con viejos y nuevos amigos del panorama lúdico español. Hay que comentar que el número de gañanes por metro cuadrado de Mollina este fin de semana ha sido altísimo… Una compañía inmejorable (saludos a tod@s).

Lo primero de todo, felicitar a la organización. Han hecho un esfuerzo muy grande por que todo saliera a pedir de boca, y lo han conseguido. El sitio como siempre, estupendo. Espero que este evento siga gozando de buena salud en años venideros. Para haceros una idea de lo que se cocía por Mollina este fin de semana, podéis echar un vistazo a estas fotos de Gudix.

Respecto a los simios, estuvimos Fran, Cristian y yo. Jugamos hasta la extenuación y nos reimos hasta decir basta. Mención especial a la cama “sonora” de Fran, los momentos “meh” de Raúl y el 18AL que se cascó el comando gaditano. El juego de las jornadas, el Eclipse, como no podía ser de otra forma… somos débiles.

Bueno, en resumidas cuentas, gran fin de semana. Volveremos.

P.D. Jokin, apúntame una victoria al Yomi frente a Fran. Sin sangre 😉

Un juego políticamente incorrecto…

…para los tiempos que corren.

¿Quién no quiere tener este problema?

Last will es uno de los últimos juegos que la prolífica República Checa nos ha dejado en el último Essen. ¿Qué les ha dado ahora a los checos por los juegos de mesa? Es un juego de cartas tipo draft con algo de gestión de acciones (así a bote pronto recuerda un poco al London). ¿Qué tiene de especial? Pues que en vez de ser un aburrido juego de intentar ganar dinero de la forma más eficiente, es todo lo contrario, gana el primero que malgaste toda su fortuna en malas inversiones inmobiliarias, fiestas desenfrenadas, invitaciones a acompañantes de dudosa reputación a cruceros por el Mediterráneo, en contratar a ayudantes corruptos y si es posible, hasta en aeropuertos peatonales. Todo vale.

La historia destrás del juego es que el último testamento de tu tío rico ha determinado que le legará toda su fortuna, al primero que malgaste una cierta cantidad de pesetas. Es una carrera de despilfarro. El tema parece sacado de esa película superochentera, El gran despilfarro, en la que el protagonista tenía que gastar un millón de dólares en un mes para ganar 300… La única forma que tuvo, fue comprar un equipo de beisbol y participar en unas elecciones si no recuerdo mal. Mítica.

Pelicula

El gran despilfarro

Jugamos Cristian, Fran y yo, y creo que la partida estuvo muy bien. El juego es simpático y funciona. Lo único malo, es que puedes llegar a tener un poco de AP calculando la peor inversión en los últimos turnos. Teniendo en cuenta que es un poco filler, hay que jugarlo con cierta alegría.

Día del gañán: David, Jose, Jokin, Fran, Cristian.

1830: Misión imposible

Quedar para mi sábado gañán fue más difícil de lo que parecía… Cumpleaños sorpresa. Mudanzas sorprendentes. Fran vuelve a la Universidad. Jokin llega tarde como un champion. Patricia me encasqueta a los dos niños media mañana (se conoce que no se explicar si no tengo a Carlos en brazos). A Jose le arde el móvil y el correo. Mi fichero con el resumen de las reglas no llega a la lista. Para abandonar…

1830Howto

Pero como dijo Jose, el partido había que jugarlo, pasar turno, dejar atrás el 1830 y mirar hacia adelante.

Finalmente el día dio para mucho más de lo que parecía. No se cuanto jugamos después de la (larguísima) explicación. Quizás unas dos horas y media. Yo creo que quedaban unas 6-9 rondas de operaciones para reventar la banca. Unas dos horas más. Es un juego largo, pero la verdad es que me volvió a gustar bastante (Jose, dale otra oportunidad algún día como al Brass).

1830 Al final del día

Hay documentos gráficos irrepetibles de la mañana como Jose con dos sobrinos, un luchador mejicano dirigiendo una compañía de trenes, Cristian sacándonos del mapa… En sus propias palabras: ¡Espectacular el 1830! Me estoy enamorando de los 18XX… que pena que no lo terminamos porque os estaba machacando y os iba a seguir machacando más aún en el siguiente turno en el que la Baltimore&Ohio iba a colocar la estación definitiva.

Todos sabemos que si ganas la partida, la puntuación en la bgg tiene un +1 😉

¡Voy a destrozar a la B&O!

A la hora de comer, nos fuimos a la bodega Santina, que puede ser el equivalente a la bodega que está cerca de casa de Fran para estos menesteres. Se aparca y se come bien. El tiempo acompañó, una pena que fuera todo tan a trompicones y no pudiéramos estar todos, pero la verdad es que fue todo muy improvisado.

La fiesta siguió en mi casa. Bombay zaphiro, Hendrix y Beefeater. Hubo de todo. Así no es de extrañar que los ánimos se calentaran para incendiar el Primeras chispas

Después de que Jose y Cristian nos abandonaran, todavía nos dio tiempo a Jokin y a mi de ver una vez y media la película de Blancanieves en HD y jugar una partida al mapa de Los Grandes Lagos del AOI (está bastante bien).

¿Cómo no te va a gustar un juego con trenes y préstamos?

Para colofón, cena mejicana. El luchador volvió a aparecer.

No estuvo mal del todo, a ver si la próxima vez, tenemos menos incidentes (de todo tipo), jugamos una partida completa y nos juntamos todas las familias.

Por tierras extremeñas

Con motivo de la entrega del premio al autor más jugado 2011, una representación simia (un 40% para ser exácto), se plantó en Almendralejo para formar parte de tan insigne momento.

CSI Babajoz está organizado, no como los simios...

Como extremeño que soy, les debía una visita desde hace ya eones, así que esta oportunidad me vino estupéndamente. Además, aproveché para hacer algo de publicidad y llevar a dos insignes jugones pacenses de cuando en Badajoz vendían juegos NAC en Dumbo, Carlos Montero y Manuel María Díaz Molina (¡haceos oir si estáis leyendo!). Espero llevárles por el mal camino.

El día fue intenso, y aunque nos tuvimos que ir temprano (para que el bétic tuviera su ración de derbi), nos dimos un buen homenaje de jugar. Por cierto, vaya obsesión de poner quien ha quedado el último que tienen mis paisanos… 😛

La gente de CSI ya ha hecho una estupenda reseña, así que me centraré en cosas más intrascendentes 😀

Hay ciertos momentos que quedarán para el recuerdo. El primero, el desayuno que nos metimos entre pecho y espalda Musambay y yo. Básicamente, pedimos y par de tostadas enteras con jamón, que quitaban el sentido. Tenemos documento gráfico, pero me da verguenza ponerlo.

Otro momento entrañable, fue el encontrarme en un mercadillo el Runequest básico segunda edición, Este es de demonios, nos informó el vendedor al preguntarle. No se cuantas horas jugué al RQ de joven, pero seguro que fueron demasiadas. 2019 pesetas costaba el libro y nunca tuve dinero para comprarlo. He tenido que esperar a 2012 para tenerlo original…

¿Dónde si no puedes encarnar a un pato que empuña una ballesta?

Por último, que decir del concejal de juventud que apoyó el evento y entregó los premios CSI, ¡KUDOS! Por cierto, vaya Globall que me traje de vuelta, ¡juegazo!

Para 2012, deberíamos aportar el accesit Autor más jugado por Simios Golfos, aunque en realidad, no hará falta contar las partidas para saber quien se lo lleva 😉

El sitio, inmejorable. La Córdoba chica con patio incluido. La compañía, gañana hasta decir basta. Gracias Pedrote, Miguelón, Capitán Badajoz y al resto de participantes por acogernos. Hay que repetir. Almendralejo y Sevilla están muy cerca.