Tres juegos, tres biblios

El blog es reflejo de nuestro pequeño universo simio, y cuando no escribimos, es que no jugamos. El mes de mayo ha sido duro en muchos aspectos, y en particular, prácticamente no nos hemos visto (y menos jugado). Dicen que hace algunos meses se jugó una partida al Aeroplanes, al Pi y al Belfort en la que se juntaron no uno sino los cinco simios, pero de eso no queda constancia escrita en ninguna parte… por ahora. La rutina, el trabajo (o no trabajo) y los altos niveles de polen en el aire están haciendo estragos.

Ahora tiráis encima todo el cartón, y tenéis el primer biblio…

Tras semejante mes, estaba claro que algún día teníamos que poder volver a quedar, incluso en un horario ya casi desconocido, un jueves por la tarde. No recuerdo la última vez que jugamos en jueves, seguramente en 2011… Aunque parecía que volveríamos a hacer pleno, nos juntamos Cristian, Jose y yo a la hora de la merienda para jugar en mi escondite con banda sonora adolescente incluida proporcionada por mis vecinos. Aquí hemos venido a jugar dijo una vez el Capitán Badajoz. Han visto mesa a velocidad hipersónica (en unas dos horas) un Animales en la granja, Un mundo sin fin y San Petersburgo. Com suena. Tras cada partida, se ha hecho un biblio de manual, para no perder tiempo en desplegar el siguiente. ¡Nos ha dado tiempo hasta a comentar la jugada!

Biblio was here

Tres grandes juegos, en el que merece una mención especial el San Petersburgo. En particular, hoy después de muchas discusiones, Cristian me ha demostrado que se puede ganar a un observatorio en turno 1 (sí, soy un paquete jugando). Juegazo con polémica incluida. ¿Hay que quitar el obervatorio? ¿Y el noble de 18 rublos?

Imagen para la expansión del noble Agustín de Betancourt para el San Petersburgo

Esperemos ir volviendo a coger ritmo ahora que empieza el verano.

Día del gañán: Fran, David, Jokin, Jose, Cristian

Anuncios

7 pensamientos en “Tres juegos, tres biblios

  1. Ya se os echaba de menos! Por cierto, cada vez que querais demostrar que una estrategia NO es ganadora, no teneis más que indicármela. Yo me encargo de perder tranquilamente. Yo he perdido múltiples veces con el observatorio, sin problemas.
    Un Mundo sin Fin, JUEGAZO.

    Saludos desde Dinamarca, donde efectivamente, los rubios (y rubias) cansan… No hay más que tíos y tías enormes en bici 🙂

  2. Gracias David, por permitir esos Biblios con tus juegos, el tiempo que hubiéramos perdido hoy recogiendo los juegos nos hubiera impedido terminar el San Petersburgo. Después de 20 días (una barbaridad para jugones como nosotros) no había tiempo que perder, esas algo más de dos horas había que exprimirlas al máximo. Gran tarde de juegos, me encantan Un Mundo sin Fin y San Petersburgo… y ese Agrícola para dos también aunque sólo os pude ver terminar la partida, estoy deseando volver a jugar con mi copia (probablemente para justificarme a mi mismo la irreal necesidad de comprarme la expansión ya que sólo lo he jugado dos veces en más de un año).

    En mi caso me estoy hinchando de trabajar últimamente y el tiempo es escaso si lo intento compaginar con la vida familiar. Por ello, las oportunidades para jugar se están resintiendo. Desde que volvimos de Zona Lúdica sólo había conseguido jugar un Belfort en todo ese largo mes de Mayo. Se está haciendo bastante duro.

    Pero todo tiene su lado positivo y es que la necesidad de comprar juegos se ha aplacado completamente… para una vez que jugamos, no estamos para experimentos que pueden no satisfacernos, así que solemos tirar de clásicos que satisfacen a todos los simios. Desde hace unos meses no tengo ni tiempo ni ganas de leer reglas de juegos nuevos porque, total, si no los voy a poder jugar.

    En Zona Lúdica probamos juegos que me gustaron como Rialto o Brügge, incluso he estado tentado de comprarlos, pero luego lo pienso fríamente y tengo más de 150 juegos en mi colección y muchos de ellos solo los he jugado una vez (alguno aún sin estrenar). No tiene sentido seguir comprando y comprando con la actual frecuencia lúdica, así que por el momento toca disfrutar de los grandes clásicos Simios.

  3. El San Petersburgo… ¿lo jugáis con la expansión New Society? Porque allí erratean cartas para disminuir el poder del Observatorio (pasa a valer 8 en vez de 6) y la Mistress of Ceremonies (da menos monedas por turno), y que así no sean cartas tan desequilibrantes en el T1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s