Volvemos de Zona Lúdica 2013

Acabamos de volver de ZL13 el 40% de los simios, los que pudimos evitar los compromisos laborales/familiares/deportivos (un saludo al resto), y aunque todavía no me he recuperado, voy a aprovechar que mi familia todavía no ha vuelto a casa para hacer la mini reseña antes de que la rutina me arrastre…

Lo primero y principal, es que nos lo hemos pasado genial, así que agradecer a la organización que año tras año monten las jornadas para que los jugones con monóculo podamos ir a jugar sin descanso durante todo un fin de semana, siendo la escusa perfecta para reencontrarte con toda la gente con la que compartes esta extraña afición. Este año, aunque ha habido ausencias notables como el señor Suffo y el Comando Tierra de Barros, hemos vuelto a poder compartir unos momentos entrañables con gañanes de toda la península. Como siempre, lo mejor, la compañía.

¿A qué hemos jugado? ¿Con quién? Imposible acordarme de todo y de tod@s. Mi jornada empezó con un Snowdonia a tres en la mesa justo que está en la entrada de la sala (es decir, con un frío que pela) que llevaba en la maleta, seguida de una partida inolvidable a La Villa, o mejor dicho, al Misterio de la villa, pues acabamos en un extraño lugar controlado por monjes inmortales de alguna secta satánica que se multiplicaban en el monasterio como gremlins… Memorable. Después jugamos al mejor juego de la jornada, el descubrimiento del año, el Ab in die Tonne. Se trata de tirar la basura de una forma civilizada, sin que se caiga nada fuera. Es un filler de los buenos, de 10 minutos, con algo menos de 4 lineas de reglas (en las que Cristian volvió a demostrar que es el rey indiscutible de los comunis…). Lo jugamos dos veces, y en la segunda, Isa demostró que sin duda, es la más ordenada de todos nosotros haciendo una pila de basura perfecta.

Mítico (comuni incluido)

Más tarde, estábamos 6, así que jugamos un Chicago Express con Chari, Álamo y compañía. No se que estaba pensando Queen al editarlo, no es un juego familiar. Es duro y áspero, y no triunfó demasiado. Por lo menos no dura 3 horas como la fula del American Rails
Como colofón de fiesta jugamos La boca, serio candidato a juego de las jornadas, pero que flaqueó por haber durado una hora. Treinta puzles tridimensionales en pareja resolvimos. Ya lo puedes vender Cristian, está amortizado.

Así se fue el viernes y llegó el domingo, cuando una gran cantidad de visitantes llegaron a las jornadas, con un ambientazo espectacular. Para empezar sacamos un Primeras chispas, y esta vez fui yo el que hizo un comuni, y tuvimos que dejar de jugar cuando los meeple empezaron a morir de hambre por falta de alimentos… En cualquier caso pasamos a un Lokomotiv Werks, otra ida de olla de Windsome publicada por Queen. Es otro juego duro, áspero y desagradable como el CE, pero además, dura una hora y media (de sufrimiento) con la sensación de que además es aleatorio. Un clásico. Dicen que después de 20 partidas, empiezan a entenderlo, pero me estoy dando cuenta, de que los juegos Winsome, no son para simios. Necesitamos algo más accesible (si, somos unas nenazas).

Finalmente, de la mano de Ludonova, probamos el Rialto. Quizás esté en una etapa meh, pero no me impactó. Está bien, no es enrevesado, es directo, rápido, pero simplemente no me conquistó. Además, que decir del tema, Venecia otra vez… Después de comer yo me jugué un Automovile con Frescology y Kalarien (sí, el chico tan simpático que diseñó un juego de teatro el año pasado) en modo velocidad de vértido (¡hora y media explicación incluida!) y recordé por que Wallace es nuestro ídolo. Juegazo. Olvídate del Lokomotiv Werks. Cristian jugó con la gente de The black Meeple a el Nieuw Amsterdam , librándonos al resto de simios de probarlo (con comuni). No le gustó. Nada. Que lo cuente él.

Respecto a Mr. Meeple, la primera impresión fue mala… he jugado 70 partidas al Carson City, y 7000 al Oregon, ¿este tío se está quedando conmigo? Bueno, después resultó no ser mal tipo, y hasta nos invitó a una barbacoa en Vanuatu. Saludos a los campeones del asfalto que vinieron desde el norte a compartir estos días con nosotros. Espero que nos volvamos a ver pronto, aunque sea el año que viene en otra igual.

Al final apareció más gente de la esperada, y le salió por un ojo de la cara

Después de cenar, Cristian, con la escusa del cambio climático, engañó a Javi Santos, a Isa y a Rafa de Dracotienda a jugar un CO2. Es un juego fácil, sólo hay tres acciones, les dijo. Posibilidad de comuni 0.05%, me dijo. Metalizados. Gracias a Wallace, aunque cooperamos, al final del tercer turno los niveles de CO2 subieron por encima del máximo, y se acabó el mundo como los conocemos. El juego no digo ni que esté ni bien ni mal, sólo que los semi-cooperativos, no funcionan en mi grupo. Menos mal que después, siguendo el rollo verde, volvimos a tirar la basura. Como somos unos animales, jugamos un Emerald antes de acostarnos. Un juego con un dragón, no puede ser malo.

El domingo, que parecía que no podía sorprendernos, nos trajo el mejor juego avanzado de la jornada, el Brugge de Feld, que nos dejó y explicó Julio (Anaskela) amablemente. Gran juego. Dinámico, rápido y divertido. De un peso similar al Notre Damme (kilo arriba kilo abajo). Tampoco tiene nada demasiado nuevo, pero funciona muy bien, hay bastante interacción, hay un poco de combo, y no una, sino cinco calamidades diferentes (Jokin abstenerse). Lo único malo, que hay que pegar 160 pegatinas a las 160 cartas que son el motor del juego… ¿Por que este no se publica en español?

Dados de madera + 1

Después volvió un clásico simio. El Walhalla, un juego de mayoría y de tortas a dolor. Entrañable. Mítico el botellón en el olimpo de los Dioses que dio la victoria a Bravucón. Para terminar un Santiao de cuba en velocidad de vértigo. Juegazo también.

Y después nos fuimos, bueno, nos echaron. Comimos con Pili, Luis y Estrella, y nos pegamos una pecha de reir pissa. ¿Nos veremos en las Meeting Games?

Bueno, Patricia me reclama. Seguro que se me han olvidado juegos y jugones (pido disculpas), han sido dos días muy intensos, y ahora estoy reventado. En resumen, Zona Lúdica ha estado genial, como siempre. Repetiremos sin duda.

Anuncios

12 pensamientos en “Volvemos de Zona Lúdica 2013

  1. Cuando nos dijeron: esos son los de simios golfos, nos dio un poquito de palo (porque no era la cosa entrar así a saco). En la siguiente de todas formas, si que intentaremos mantener contacto en la siguiente 😉

    • Una de las mejores cosas de las jornadas, es poder conocer a (y jugar con) la gente que compartes la afición, que esto de internet es muy frío. A ver si compartimos mesa en una próxima!

  2. Hombre David, sí que te causé una horrible primera impresión ja, ja. Espero haberlo arreglado después 🙂 Como estábamos hablando de juegos rejugados salieron mis 4000 (no 7000) partidas online al Oregón (lo cual no es un orgullo, sino una enfermedad).

    A mí en cambio los simios sí me disteis una buena impresión a la primera.
    Aún más divertidos en persona que leyendoos por escrito en el blog.

    Una gozada haberos conocido y haber compartido mesa con vosotros, Nos quedó pendiente un Carson City para que la Ficha Negra sufriera un ataque simio masivo y perdiera vilmente la partida.

    Será en la próxima porque a todos los catalanes que jugamos con vosotros nos encantaría repetir.

    Un abrazo bien grande.

    PD. Me encantaría descifrar vuestra jerga simia (comuni, metalizado… acláralo) 🙂

    • 4000 o 6000, más o menos es lo mismo gañán… por cierto, he intentado suscribirme a tu blog, pero soy un inepto digital, y no soy capaz de que me avise con un triste correo. Seguiré intentándolo. Un abrazo,

      David

      P.D. En el Carson City no vas a tener pueblo para correr…

  3. Joder, que rapidez. Y yo que esperaba haceros una crónica como invitado de lujo.

    Lo he pasado en grande, el Brugge es un campeón donde los haya, juegazo, juegazo, juegazo. Menos mal que me acerqué a Julio, sin conocerlo de nada (de hecho, creo que ni me presenté), y le pedí, con cara de triste, si podía hacerme el favor de enseñármelo… porque el sábado por la noche Annagul estaba diciendo que era la repera. Pues me alegro mogollón, porque es un juego DIVERTIDÍSIMO. Incluso con los simios, que se engancharon de mala manera :), y no dejaron de dar el coñazo con la cantinela de “el rondel me confunde” (usease, que te toca ya, que no pienses, que tengo MUCHA prisa por la vida).

    Claro que eso ya se veía venir tras la partida de la Villa, en la que no dejaron de lloriquear por no aceptar estrategias diferentes. Sí, la estrategia de los monjes inmortales alarga la partida, pero es viable. Si quieres acortarla, “fabrica” bueyes y muereté tú. La Villa es un juegazo, y la pena es no haberme esperado al sábado, porque podría haber probado la expansión.

    El CO2 fue una clara demostración de como a veces los criterios son realmente diferentes. ¿Que no es complicado? Tócate las pelotas, con 7 tracks diferentes (además de los puntos), 3 acciones posibles, más 3 alternativas, y una ayuda de juego con más letras que la leche, ¿no es complicado? No, la mecánica no, pero es un juego sumamente relioso. Y difícil de conseguir que el mundo no pete, al menos aparentemente.

    Walhalla, muy gracioso, me gustó mucho. Me parece que es poco claro por los dibujitos (muy saturado el “tablero”), pero es cojonudo, y con bastante chicha. Las hostias vikingas molan, sí señor.

    Rialto es una virguería, me parece muy elegante. No es “divertido”, como el Brugge, es otro aire. Y es durete, aunque no lo aparente. Feld ha hecho 2 maravillas. Bora Bora no lo he probado, pero creo de entrada que no me gustará, me sobrepasan los juegos tan sencillos como el CO2…

    Emerald, que al principio parecía no tener sentido (yo jugué otra partida diferente, con Bene y Álamo), fue entrando y moló. Es un jeuego que lleva de oferta en una tienda online desde su apertura hace unos 5-6 años…

    Mi primera partida fue el Sumeria, un abstractazo muy, muy elegante, pero de esos que es difícil de ver bien cómo jugar. Con Isa y Cristian, fue Isa la que se llevó el gato al agua. Tiene toda la pinta de que si lo juegas bastante, las partidas pueden ser extraordinarias.

    El de las basuras es un despepine. Jugándolo bien, y jugándolo al revés, cosa que parecería imposible, pero que Cristian consiguió. Maravillosa tontunada, donde el momento de apilamiento de latas de Isa nos dejó a todos picuetos. A mi un poco menos, yo sabía que sería capaz de conseguirlo 🙂

    Por lo demás, ahora me entero que el loco del Carson City es el Black Meeple, con el que jugué una de sus miles de partidas al yucata de Oregon.

    He vuelto hecho fosfatina, el resfriado que arrastraba se ha reactivado, y el viernes por momentos me veía tirado en la cuneta con el coche de David al borde de la asfixia, pero no puedo más que agradecer a los simios el transporte y los buenos ratos.

    Comuni: error flagrante de reglas. El del primeras chispas, perdonable porque las reglas vienen escritas para confundirte. El del Ab in die tone, lo perdonaremos por la hora que era…

    Metalizado: la has cagado, no ganas ni de coña. Palabro constantemente utilizado por los simios, porque son de los jugones más lloricas con los que te puedes juntar.

    Familiar: casi cualquier cosa, según Cristian. Un CO2, un Brugge, un Twilight Struggle… si dura menos de 7 horas, puede considerarse familiar 🙂

  4. Javi, tu reseña es mejor que la mía, ya he dicho muchas veces que te tenemos que contratar como freelance de vez en cuando. Coincido en casi todas tus opiniones de las pocas novedades que compartimos. Respecto a La Villa, nunca olvidaré a la secta maldita… ¡me lo pase en grande!

  5. El corresponsal simio de la Cuaderna del Sur se alegra de acertar con el Brugge. Un gran juego.

    La comida del domingo vale más que todas las partidas que no pudimos jugar juntos. 🙂

  6. Cómo os cundio! a mí me falta por conocer a todos vosotros menos a bravucón, q conozco desde el año pasao y saludé allí en Mollina. Y a ver si coincidimos alguna vez tb e mesa 😉

    Por cierto, tb probé el Brugge y me gustó, pero eso de decir q tiene “bastante interacción” es delito! xDD, pero si es to solitario! aun así, buen juego.

    Saludos!

    • Venga va, dejémoslo en “algo” de interacción… las mayorías, la carrera por los canales y las cartas de puteo. Me vine arriba con el hype 😉

    • Yo no soy simio, pero me conoces. Coincidimos en unas jornadas en el Alamillo en Sevilla, cuando estabas con Gudix rajando de la BSK ;). Jugamos un Jinx y un Can’t Stop, si no recuerdo mal. Como soy un tío de lo más desagradable, luego cuando te he visto, no te lo he dicho 🙂

  7. Pingback: En avión a Nueva York; nos espera Humphrey Bogart. | Simios golfos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s