Perdidos en Mollina (Parte 3ª).

Del viernes no hablo, porque estuve todo el rato con Fran y su resumen es el mio además porque coincido prácticamente plenamente en todas las opiniones sobre los juegos que jugamos.

El sábado, en el tiempo que me fui a lavarme los dientes a la habitación, estos cabrones se sentaron en un Eclipse y me quedé sin silla… pero Raúl y yo nos encontramos a Ricardo y Julio (anaskela) y nos lo enseñaron por otra parte. Siempre he sido muy reacio a los hypes y al mismo tiempo no me suelen atraer los juegos de navecitas espaciales pero he de reconocer que Eclipse me gustó desde la explicación. Un gran juego perfectamente explicado por Ricardo, así da gusto aprender a jugar un juego. Muchas gracias por quitarme todos los prejuicios de un plumazo!

Por la tarde, y como suele ocurrir en este tipo de quedadas seguimos, los de la partida de Eclipse con un Village que estaban explicando la gente de Ludonova, ahora que se va a editar en España hay que acostumbrarse a llamarlo “La Villa”. Es una pena que me pillara este juego justo una semana antes de enterarme que salía en español, vale es independiente del idioma y da un poco igual, pero es que Juan, Paco y los demás miembros de Ludonova (perdón, no me acuerdo el nombre de los demás) son gente encantadora y están empezando este proyecto editorial con muchísima ilusión. Para la próxima os quiero dar mi pasta! … El Village me gustó más de lo que esperaba puesto que el tema “sé la familia más prospera de un pueblo medieval” no es algo que me atraiga especialmente por lo trillado que está. El juego funciona bastante bien, hay muchas cosas para hacer y parece que hay muchas estrategias para buscar la victoria. Entrañable que a veces lo más atractivo que hay sobre el tablero es que se te muera un meeple para meterlo en el libro de crónicas.

Turno de fillers, Juan (Ludonova) y yo jugamos a un par de prototipos de Kokorin, uno era un poco raro (no me terminó de gustar) y el otro era un filler muy divertido que parece que sacará Homoludicus. Después de esto, jugamos un Hart and der Grenze muy divertido con Gurney, Paco de Ludonova, JavideNuln-Beren, María y Isra (?), el juego es muy gracioso pero se hace demasiado largo y repetitivo, debería durar la mitad, de todas formas me alegré de jugarlo ya que llevaba un tiempo queriendo probarlo. Nos reímos un montón tratando de sobornar al policía de Aduanas para que no nos abriera la maleta.

Tras esto también Biblio me secuestró para jugar un Crokinole…

Después de cenar, me metí en la famosa partida de Turf Master Deluxe que fue eterna, reconozco que nos reímos un montón, principalmente cuando Punisher decía con la cara to seria “madre mía, que juegazo”, el juego está pensado para jugar 3 carreras en una partida pero a mí con una me hubiera bastado.

Tras esto le enseñé a Punisher, Carol, Susana, Paolo y Gurney el Rummelplatz y nos lo pasamos pipa en el parque de atracciones. A mí me parece un juego divertidísimo, no tiene más pretensiones pero es entretenido, gracioso y muy fresco como fin de fiesta tras una maratón de 17 horas jugando sin parar…

Ya el Domingo, tras desayunar en la calle debido al pegamiento de sábanas, volvimos al CEULAJ y ahí estaba Annagul terminando de explicar el 18AL (mientras soltaba improperios hacia mi persona 😉 porque me había comprometido la noche anterior a jugarlo con él a las 10 en punto y eran las 11 y aún no había aparecido). Pero como conozco el sistema 18XX fue sentarme y empezamos a jugar. Lo terminamos en algo menos de 4 horas (más o menos como el Eclipse). Me encantó, sobretodo porque poder terminar un 18XX en un tiempo razonable es un gustazo.

David que no se atrevió a meterse porque pensaba que nos íbamos a ir a las 7 horas se subía por las paredes cuando vio que lo acabábamos incluso antes de ir a comer… tanto que por la tarde se tuvo que echar un rapidito 1800 con Raúl y Fran :P. Mientras estos jugaban a su juego de trenes, yo volví a sacar el American Rails para enseñárselo al bueno de Luis que se tiró toda la partida exclamando “juegazo!”.

Sin duda el Domingo fue el día de los trenes.

Mientras recogía el juego vi que justo en la mesa de detrás Fran y David estaban empezando a explicarle el San Petersburgo a Akumu… me tocó hacer de malo y proponer que nos volviéramos a Sevilla puesto que las esposas nos esperaban para bañar a los niños y no era plan de llegar más allá de las ocho y media, así que lo recogieron incluso antes de empezar… una lástima porque San Petersburgo es un juegazo como la copa de un pino.

Han sido unas jornadas espectaculares. Cada vez más amigos, muchos juegos nuevos, no tan nuevos, duros, no tan duros, fillers… lo mejor de todo es que las ganas de pasarlo bien consiguió que todas las partidas, hasta la de los juegos que menos me gustaron, fueron muy divertidas, risas continuas y un ambiente de puta madre… hasta Pol estaba de buen rollo! 🙂

Zona Lúdica es genial, espero poder ir todos los años.

Anuncios

5 pensamientos en “Perdidos en Mollina (Parte 3ª).

  1. Cada vez que leo una crónica de Zona Lúdica me entra un desconsuelo….De los que has mencionado en las tres crónicas me llaman mucho la atención el homesteaders y el village, este último será compra segura. En cuanto el 1800 y el American Rails, este tipo de juegos de venta-compra de acciones a mi también se me dan fatal y los descarto

  2. No los descartes hombre, los juegos si son buenos hay que probarlos, al menos una vez… Ten en cuenta que hay multitud de fans de los juegos de trenes en general y de los 18XX en particular, por algo será 😉

  3. Gran crónica de las jornadas. Lástima que no compartiera mesa con Fran y David. 😦

    Me alegro que te gustara el 18xx. Es un juegazo, y American Rails otro grandioso juego.

  4. Los 18XX me gustan Luis, el AL es el tercero al que juego, pero he de reconocer que este es lo suficientemente completo como para satisfacerme (cosa que no cumple el 1800 por pequeño y simple y el 1830 que es tan largo que no es posible terminarlo en el tiempo que nos otorgan nuestras apretadas agendas como padres simios). Por tanto, en los tiempos que corren y al ser el 18AL un juego con posibilidades de ser jugado en una mañana, es un grande candidato para convertirse en el 18SG, es decir, el 18XX de los Simios Golfos 🙂

    El American Rails, es otro sistema diferente pero igualmente interesante y con una duración ajustadisima de 90 minutos… un juego sorprendentemente bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s