Vasco da Gama, o cómo Tom Vassel se convirtió en payaso

De vez en cuando, y más ahora que tenemos WhatsApp (Cristian cómprate un movil pero ya!!!), se montan quedadas relámpago, de esas en las que no hay tiempo de reacción a prepararse un juego, así que no corren día del gañán. En esta ocasión estuvimos dudando entre jugar un Brass o un Vasco da Gama…. y le pusimos los cuernos a Wallace.

Otro de mis juegos favoritos, no os dejéis engañar por Tom Vassel, ya que es un juegazo y sólo por que él no se sintiera como Leonardo di Caprio en Titanic, no dejéis de probar este gran juego del 2009.

El amigo Vasco da Gama ya había hecho sus pinitos por Las Indias, le fue bien al chaval y se convirtió en virrey, así que dijo: “A partir de ahora va a navegar tu prima Chari”, y se dedicó al noble arte de mandar. Ahí es donde nosotros entramos en juego, representando los jóvenes con ganas de labrarnos un futuro, y que bajo las ordenes y financiación del tito Vasco nos vamos a asegurar ciudades y puestos comerciales por la costa este africana… a hacer las “Áfricas” vamos.

Es un juego cuya mecánica principal es la de colocación de trabajadores, pero tiene unas cuantas mecánicas más empleadas, como la selección de roles, la navegación de los barcos y la más innovadora de todas que es “el bingo”

Eeeel siete... Línea... Nuestro querido preboste ha cantado línea

Eeeel siete... Línea... Nuestro querido preboste ha cantado línea

Cada vez que colocas un trabajador, has de colocar uno de los tokens con el número del 1 al 20 sobre él, indicando la posición en la que harás la acción, todo muy fácil, si voy el primero me cojo el uno y listos. ¡¡Meeeeec!! ¡¡Error!!. Para eso está nuestro personaje preferido de los eurogames: El Preboste (al menos así lo hemos bautizado). Su función es similar a la del Caylus, pero en este caso no bloquea edificios, sino que marca la primera acción que va a ser gratis. Las que se queden por debajo de él costarán pastaca; cuanto más alejado del preboste más pasta. Para colmo, este individuo, una vez que todos hayan elegido las acciones, se va a mover en un rango de -3 hasta +3 espacios, lo que puede abaratar o encarecer más si cabe ciertas acciones. ¿Tienes pasta suficiente para arriesgarte a estar muy por debajo del preboste? ¿Quieres arriesgar, aunque no tengas pasta, a que el preboste baje en vez de subir? Aquí está gran parte del juego, ya que realizar primero las posibles acciones es muy importante, ya que optarás a llevarte los bocados más suculentos en cada zona. No tiene precio cuando el preboste empieza en el número 13 y hay muy, pero que muy pocas acciones gratis…

Hacerte con un proyecto de barco: Aquí, pagando una moneda te llevarás un proyecto, y si pagas 4 te llevarás dos. Aquí también se puede comprar el proyecto San Gabriel, el cual es un pepino, ya que nos ahorraremos la tripulación. Cada barco tiene un límite de navegación, los bonos que nos dan navegando y el número de marineros de diferente color que debemos meter como tripulación. Si quieres hacerte con el Proyecto San Gabriel deberás pagar tantas monedas como marineros de diferente color necesite ese barco. Las losetas se encuentran boca abajo hasta que metamos su tripulación, momento en el que voltearemos la loseta y el proyecto se convertirá en un flamante velero bergantín, que no corta el mar sino vuela.

Comprar Tripulación: En esta zona con forma de vidrieras…. ¿No podían haber sido tabernas sórdidas y malolientes?… contrataremos a los mejores lobos de mar a este lado del Mediterráneo. Por cada trabajador que tengamos aquí sólo podremos comprar marineros de una vidriera y nos costará tanto dinero como colores diferentes nos llevemos, en la proporción más usada en eurogames: 1, 3, 6, 10. Compramos colores, no marineros, por lo que llevarte 3 de un mismo color sólo cuesta una moneda, pero llevarte dos, uno de cada color, te costará 3 monedas. Aquí podremos hacernos con los capitanes también, ya que un barco sin capitán es como el que tiene un tío en Alcalá. El capitán lo podremos comprar en la misma acción, gastando tantas monedas como marineros hayamos comprado (esta vez sí se mira el número de marineros y no el color). Sólo hay 4 colores de marinero, más adelante veremos cómo conseguir el 5º color. Por cierto, que vaya birrias de capitanes, funcionales, vale, porque no tapan la información del barco, pero cualquiera de los marineros, incluido el misionero, lo coge en un callejón oscuro y lo harta a palos.

Lo de que friegue la cubierta no me lo dices en la calle...

Lo de que friegue la cubierta no me lo dices en la calle...

– Escoger personaje/Financiación: En esta zona podremos encarnar a cualquiera de los 4 importantes personajes portugueses de aquella época, cada uno de los cuales nos dará un bono cuando lo cogemos y algunos otro al final del turno. Tenemos a Francisco Alvares, el obispo, el cual nos dará dos misioneros (el 5º color de tripulante), Bartolomeu Dias, el líder, el cual nos permitirá ir primero en el turno y nos dará 4 PV, Girolamo Sernigi, el comerciante, que nos dejará mandar a la zona de navegación un barco mercante neutral, éste barco no logra PV, pero sí recibe un bono (lo veremos en la zona de navegación), y por último el Rey, Manuel I, que nos dará una acción extra este turno y el siguiente. En vez de escoger un personaje, siempre podremos coger “la paga” que cada turno ofrece Vasco da Gama.

Los 4 fantásticos, Portuguese's version...

Los 4 fantásticos, Portuguese's version...

– Navegación: Por fin vamos a ganar PV. Por cada trabajador que tengamos aquí, podremos enviar a navegar todos los barcos que queramos a una misma ciudad, eso sí el barco ha de estar full equiped, con sus marineros y capitán correspondiente. En las casillas aparece un valor de navegación, indicándonos dónde y hasta dónde nuestros barcos pueden navegar. Al colocar el barco, recibimos tanto PV como indique el espacio y además recibiremos, por cada barco que se envíe, el bono que se encuentra a la izquierda del mapa. Muy interesante es el uso de Girolamo enviando el barco mercante neutral a la casilla inferior, llevándose de bono un proyecto de barco.

Una vez que todas las acciones han sido resueltas, se cobran los regalitos que aparezcan en nuestros barcos (monedas y/o PV) y se procede a navegar… Conocer cómo funciona este proceso es fundamental para saber dónde colocar tus barcos. Comenzando por la fila superior, se comprueban todas, viendo si están completas, caso de estarlo, esa fila navega, cada barco cobra los PV indicados a la izquierda del mapa (junto al bono) y cada barco, comenzando por el que esté más a la izquierda, ocupa el primer espacio disponible (que no sobrepase su límite de navegación) en la fila superior. Barco que no tenga espacio para ocupar, barco que sale de la partida (al menos recuperas al capitán… eso de que un capitán se hunde con su barco vemos que es una vil falacia). Cuanto más duren tus barcos en la zona de navegación, más turnos te estarán dando su regalito, también tendrá más oportunidades de puntuar según se van completando las filas que va ocupando, pero lo cierto es que si tu barco no deja de navegar, necesitarás más capitanes para tus otros barcos.

El autor es Paolo Mori y el diseñador gráfico Mariano Iannelli (como en el Vinhos). Es un juego independiente del idioma, tan solo las instrucciones están en “chino”, pero en la bgg seguro que podeis encontrar una estupenda tradumaquetación de ellas.

Conclusiones: Los componentes del juego son bastante correctos, sin demasiados lujos, pero todo se ve claramente y son funcionales. Recomiendo encarecidamente jugarlo a 4 personas, ya que de lo contrario, hay personajes que no aparecen y la lucha en el bingo flojea mucho. Es un juego que se juega en hora y media y aunque no lo parezca a primera vista, no tiene mucho AP. Es un juego que tiene una cierta curva de aprendizaje, pero no demasiado elevada, aún así es un juego que no perdona los errores, como poner un número más bajo en navegación y un número superior en comprar tripulación…. ¡¡Así no hay quien mande un barco a navegar!!. La interacción es directa en todos los lugares, no sólo en el bingo. Sudor frío recorre tu espalda y las mariposas bailan en tu estómago cuando se va a sacar la loseta que mueve al preboste… En el juego siempre vas al límite con el dinero, así que hay que buscarse de dónde sacarlo todos los turnos (los barcos con monedas de regalitos no son nada desdeñables). Se juegan sólo 5 turnos, por lo que en 90 minutillos lo tienes hasta embolsado y guardado en su caja. Para mí uno de los grandes descubrimientos aquel maravilloso 2009, cuando éramos pobres pero no sabíamos cuanto…

Detalles y curiosidades de nuestra partida:

– Os he avisado del típico error de tener una acción en navegar antes que en comprar marineros o un barco, ¿verdad? Pues volvió a pasar en la partida, y eso que llevamos ya unas cuantas partidas a este juego.
– En el último turno se dio una situación que nunca había visto, quedando sólo un hueco libre en cada fila de la zona de navegación, así que había hueco para un barco de cada uno y el mercante neutral. ¡¡Todas las filas navegaron en ese turno!!.
– Fue la partida en la que menos PV se hicieron. Habitualmente el ganador acaba con unos 80-90 puntos, pero en este caso creo que no llegamos ni a 70.

Muchas gracias a Dajial por enseñárnoslo en las primeras jornadas CMC de Jérez 😉

Anuncios

18 pensamientos en “Vasco da Gama, o cómo Tom Vassel se convirtió en payaso

  1. Muy buena reseña
    para mi es un juegazo que ha pasado inadvertido a mucha gente por el rollo ese de que no aporta nada nuevo, aunque para mi la mecánica de asignación de acciones con números es una pasada, JUEGAZOOOOO.

  2. Muy buena reseña. Tom Vassel… es que es más raro que’l copón. Yo ya no aguanto sus reseñas, ya que parece que si no tiene muñequitos en cantidades no merece la pena para jugar.
    Me has dejado con ganas de jugar… maldito seas! XD

  3. Sin duda, es el juego de 2009 (¡como pasa el tiempo!) que mejor ha envejecido, incluso algo mejor que el Carson City. Las reseñas de Tom Vasel siempre me parecieron interesantes, pero la verdad es que con este juego se equivocó. El bingo es un método espectacular de subasta del orden de las acciones.

    Hay que decir que Paolo Mori nos causo una gran impresión con este juego, hasta le compramos todo su Pocket Battles, pero la verdad es que no llegó a cuajar…

    En general, soy muy averso al riesgo. En esta partida, lo di todo. Construí tres de los cinco proyectos de San Gabriel, hasta tengo una instantánea de la jugada en la que me comí el primer +2 de la tarde… 🙂

    El proyecto de San Gabriel

    Una partida muy interesante, aunque tuviéramos que aguantar al señor Molineros quejándose de lo mal que estaba jugando mientras nos violaba sin piedad (insertar carita feliz). La próxima vez, construiré un barco pirata para reventar sus expediciones…

    (Eso suena a expansión, ¿no? Ahora mismo le mando un correo a mi amigo Paolo Mori).

    • Pues lo creía de verdad, ya que no me pude hacer apenas con ningún personaje, y eso te lastra bastante…

      Además tuve suerte al final con los dos proyectos que requerían un marinero nada más y los pude puntuar por tenerlos volteados, además de la nueva jugada espectacular de Cristian donde me regaló 4 ó 5 PV al meter su barco en un espacio inferior…..

      • No te regalé 5 PV así por la patilla, lo que pasa es que cuando uno tiene fama de mal jugador, hasta la jugada más bien pensada puede resultar una cagada sin sentido para los jugadores que realmente se están disputando la victoria.

        A veces hay que saber ponerse en el lugar de los perdedores y tratar de entender el por qué de sus acciones, yo no voy a dejar de hacer una acción porque te permita hacer 5 PV más a ti, si a mi me da la llave para poder hacer las acciones del bingo que tengo comprometidas para ese turno. Tú hubieras hecho 5 PVs menos al final de la partida, yo me podría haber ido a mi casa 15 minutos antes de terminar la partida porque no me hubiera quedado nada que hacer en el último turno. Por tanto, no me hubiera compensado de ningún modo porque yo juego para divertirme. Quizá por eso nunca gano…

        PD: Me encanta Vasco da Gama, aunque quede el último. 😉

      • Venga ya Cristian! Si era el último turno y no había nada que hacer después de enviar los barcos a navegar!

        De todas maneras no te enfades hombre. Todos jugamos para divertirnos, de otro modo no lo haríamos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s