El frente ruso

Mi primer contacto con los juegos de estrategia fueron por supuesto los juegos NAC (guardo todavía con cariño mi Zorro del desierto), pero sin embargo, tuve la suerte de poder jugar a algún AH que se compró un buen amigo mío en Madrid (en aquella época, no había forma de comprar nada en Badajoz), en particular a The Russian Front. A veces me sorprende que termináramos no una, si no varias partidas…

El caso es que en una mathtrade de labsk, casi que por error, cambié un Senji por un The Russian Campaing (después de casi 20 años, me equivoqué de nombre…), pero la verdad es que me alegro. TRC es un clásico que se jugó hasta la saciedad, entre otras cosas, por su duración/dificultad. Es un juego sencillo pero con gran profundidad. Yo tan sólo lo he podido jugar dos veces, una con Comuni incluido. Recomiendo para los que lo quieran probar por primera vez una variante de despliegue histórico. Aunque se que la colocación inicial es ua gran parte de la estrategia, para poder empezar una primera partida sin tener que pasar el mal trago de desplegar sin tener una idea clara, esta variante está genial.

Frontera rumana antes del inicio de la campaña

El caso es que TRC es un juego de otra época. Es feo, árido, tiene poca interacción entre turnos (ninguna, hasta las retiradas las decide el atacante), nada que ver con el flamante No Retrat!. Que pepino de edición se ha marcado GMT. La verdad es que dudé de comprarla, pero al final aprovechando el 50%, la añadí a la colección y no me arrepiento.

Juegazo

Después de leer las reglas detenidamente, me he aprovechado de una visita solitaria de Fran Moli, y le he sacado a traición la operación Barbaroja. Espectacular. Jugamos en unas dos horas unos 4 turnos, casi llegamos al final del escenario, explicación incluida. Creo que no hubo comunis, aunque hay que decir, que jugamos alegremente para aprender. Es un juego de guerra, una wargame, y por mucho que sea de iniciación, son muchas reglas las que hay que aprender y tener en cuenta para jugar bien.

La verdad es que me ha encantado. Me ha recordado las partidas antiguas a los juegos de hexágonos y fichas. ¡Qué tiempos! Además, es bastante interactivo y rápido. Hay cartas de eventos que puedes jugar para estropear los planes de tu adversario, y además, tiene un concepto muy interesante que son los counterblow, algo así como unas salidas de tus tropas fuera de tu turno para obligar a que te tengan que atacar. Un concepto muy sutil. Creo que es una de las mejores mecánicas del juego.

Otra de las reglas que hacen que el juego sea muy tenso, es que es posible ganar de diferentes formas, incluyendo por muerte súbita si llegas a alcanzar un cierto número de puntos de victoria. Esto creo que hace que durante toda la partida, estés pendiente de algún objetivo a corto plazo.

Hay que decir que el libro de reglas es bastante bueno, pero no es genial (ese adjetivo se lo reservo sólo a las reglas del señor Chad Jensen, las del Fighting Formations son simplemente increibles). Me ha costado bastante aprender a jugar, y además hay ciertas cosas que no tengo del todo clara (en particular las reglas referentes a las unidades de infantería regional/fortificaciones de los rusos…).

Espero poder jugarlo más veces. Es un juego muy diferente a lo que estamos acostumbrados, incluido el Combat Commander. No tiene nada que ver (aunque Raúl se empeñe en que todos los juegos son iguales).

Anuncios

3 pensamientos en “El frente ruso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s