Más vale tarde que nunca…

Aunque este post también podría haberse llamado, Cuatro juegos, cuatro… Jokin sigue teniendo el record para sacarle provecho a sus días del gañán…

Tarde de viernes de octubre en la que llegamos en oleadas, con Jokin llegando tarde y Jose huyendo demasiado pronto. Pero dio tiempo a mucho. Vamos por partes.

Lo primero que vio mesa fue el Pueblo que Fran se trajo de recuerdo de Essen el año pasado. Te voy a hacer un regalo que te va a cambiar la vida. Frase mítica que resuena en mi cabeza cada vez que hablamos de este juego. Yo no lo había jugado nunca y le tenía ganas. Es un juego de rompecabezas como el Rumis, pero la puntuación obtenida por el movimiento del jefe indio le da más complejidad al juego. Me gustó mucho hasta que Cristian empezó a criticar mi AP y mi falta de visión espacial. La verdad es que fue un alivio que llegase Jokin y golpeara sin querer el tablero… 😉 En general al final, lo que menos me gustó es que los puntos de victoria son abiertos, y el primero que despunta, pues se le machaca entre el resto de amigos, pero bueno ,de eso es de lo que trata el juego. Prefiero el Rumis, que es más corto y más sencillo.

¿Quién es el fantasma que se ve al fondo?

Jokin vino (en principio), cargado de fillers, empezando por el Skull and Roses. Es un filler de apostar y engañar que tiene mucha gracia. Básicamente, hay que decidir en cada ronda si añades en secreto una rosa a tu pila (para poder intentar ganar la ronda) o una calavera (que hace que no puedas ganar, pero que otro pueda perder). Si intentas ganar, apuestas diciendo el número de cartas que puedes voltear sin dar con una calavera (empezando por todas las tuyas). Tiene mucho mamoneo y de engaño. Me gustó mucho. Ganó Jose sin hacer ruido…

Es un juego que mucha gente se toma muy en serio

Después de ese filler, sacó otro filler, esta vez de dados, el King of Tokio. ¿Juego de dados con monstruos y superpoderes en el que le puedes atizar a tus compañeros? ¿Dónde hay que apuntarse? Me pareció divertido, sin pretensiones, con mucha gracia por los poderes y de una duración bastante acertada, es decir, bastante corto. Obviamente es una fiesta de dados, y tiene poca estrategia, pero te puede hacer pasar un buen rato.

Si es que mola ser un bicho malo...

Quizás aquí deberíamos haber parado, pero cuando se fue Jose, Jokin tenía preparado el Discworld: Ankh-Morpork edición de coleccionista, y teníamos que probarlo. Es un juego fiesta, muy caótico, en el que los jugadores van gastando cartas para meter gente en el tablero (los barrios), matar la gente de los compañeros, comprar edificios o hacer alguna cosilla especial. El caso es que en principio, cada jugador sólo juega una carta por turno, por lo que debería rotar muy rápido. Sin embargo, el juego fue un poco más lento de lo esperado. Cada jugador tiene unas condiciones de victoria diferentes, y en general, son difíciles de conseguir y hay que agotar las cartas y contar los barrios controlados o algo así. ¿Qué tal está el juego? ¿gustó? Bueno, en general no gustó demasiado. Jokin y yo nos quedamos con las ganas de volver a jugarlo, no por que creamos que sea un pepino, si no por ser un juego familiar de mayorías simpático con un +1 de Wallace. A Fran y a Cristian no les gustó. Nada. Decepción fue la palabra utilizada por Fran. Creo que tuvo un -2 por el momento en el que jugamos. Demasiado tarde, demasiado cansados. Eso afecta más de lo que nos creemos. Creo que también en la semana del Vinhos (ver el siguiente post) pasó algo parecido. A mi personalmente no me disgustó. Es un juego más familiar de lo que a mi me gustaría, por lo que al no haber leído nada de este hombre, no me emociona demasiado. El caso es que tiene el +1 de Wallace, y Devir lo ha sacado en castellano (a 40 eurillos), y eso también le da cierto atractivo, pero no lo veo todavía en mi estantería aunque quiero volver a jugarlo. Bueno, a ver cuando hay otra oportunidad Creo que Fran lo volvió a jugar en Córdoba, así que tendrá una opinión más formada… ¿alto poder calorífico?

¡Cómo no nos va a gustar si hasta nos ha dedicado una carta!

Día del Gañán: Fran, Cristian, Jose, David, Jokin

Anuncios

5 pensamientos en “Más vale tarde que nunca…

  1. He colocado la reseña en su posición correcta en nuestro blog… aunque pierda protagonismo por no aparecer como la última entrada, creo que queda mejor.

    David

  2. Pues ya que David está en modo corregir fallos, el Pueblo no se lo trajo Fran de Essen, allí pedian por él una millonada. Lo adquirió más tarde engañando a algún usuario de labsk.

    Por otra parte, opinas muy rápido del Pueblo porque eso de que “el primero que despunta, pues se le machaca entre el resto de amigos” es un indicativo de que no evaluaste el juego en su totalidad al no completar la partida. Pueblo es un juego en el que gana el mejor. Los demás podrán intentar hacerte daño, pero lo más importante del juego es el recuento final en el que se evaluan todas las casillas una a una, así que gana el mejor. Te lo digo yo que he jugado 10 partidas y media. 🙂

    Además es uno de mis juegos preferidos, y en el fondo si que cambió la vida de la brava… 😉

  3. El Pueblo es un juegazo, precioso estéticamente (aunque como el de Cristian ninguno). Es tan parecido y tan diferente al Rumis como se quiera ver, pero lo que no tiene es efecto “Le pego al primero” porque los 4 movimientos máximo del Gran Jefe Águila Bizca no siempre te permiten pegarle al primero.

    Skull & Roses fue genial, divertido y rápido. Un gran filler.

    King Of Tokio. No sé, con este estoy dudoso. Imagino que a más gente el juego brillará mejor, aunque se volverá más caótico si cabe. Me divertí, pero no entrará en mi Whislist. El juego perfecto para que lo tenga Jokin y salga de vez en cuando a la mesa.

    Ankh-Morpork: Quizá David tenga razón con lo del ambiente propicio, pero me aburrí soberánamente. Imagino que tenía esperanzas en encontrarme un juego algo más divertido y eso influye en que mi opinión sea peor. No me gustó nada que haya cartas que te dejen jugar otra carta, y que ésta a su vez te deje jugar otra, hace el juego más lento de lo que debiera para un juego familiar de su estilo (sobre todo si tú no tienes cartas de ese tipo y te encuentras con la misma fula de mano siempre).
    Tampoco me gustó mucho la diferencia existente entre los roles que te hacen ganar la partida. Hay dos de ellos con clara ventaja sobre el resto, que son el que gana si se acaba el mazo, o el que tiene Rincemeeples en un número determinado de barrios, ya que son mucho más fáciles de conseguir que el de tener mayorías en determinados barrios. Es más, Jokin ganó nuestra partida con ese rol, la partida que jugué en Córdoba la gané yo con ese rol (y sin tener ni un edificio) y la partida siguiente que jugó Miguelón en Córdoba la volvió a ganar ese rol…
    Por lo demás, las cartas son simpáticas, pero es lo de siempre, al final acabas mirando sólo los símbolos.
    El tablero no me gustó demasiado, ya que tiene tonos demasiado oscuros y el límite entre unos barrios y otros es difuso.
    Los componentes de madera son bastante bonitos…. Unos edificios perfectos para las fábricas del Automobile ;P
    En fin, que esperaba más de él, pero como a todos, no diré que no a una partida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s