Santiago y el gen G

Día del gañán de Cristian. Miedo. Al menos hasta ahora, por que el viernes pasado, Cristian se portó. Jugamos dos partidas (en eso no ha cambiado, aprovecha el gañán), una a Santiago y otra al AutomoVile (no te puedes equivocar con W.).

Sobre la partida del gran clásico de la automoción, no voy a comentar demasiado, a parte de que me encanta, y creo que el sentimiento es generalizado. Divertido, rápido e intenso. Entrañable el momento en el que Fran Molinero construye como 20 coches de gama baja. Vamos, para regalarlos.

Un clásico

El Santiago dio más de si (y no sólo por los comentarios capciosos sobre su portada). El juego está basado en una subasta a una ronda y una especie de soborno tipo Industria. La subasta y el soborno es a una sola ronda, por lo que el orden de turno es particularmente importante para superar a tus compañeros (el último en pujar tiene bastantes posibilidades de ganar si quiere). El orden de turno es en sentido de las agujas del reloj a partir del que quedó último la ronda anterior (el constructor de canales, que además es al que intentan sobornar). Hay que decir, que tanto el orden de turno, como el soborno (casi siempre inútil) recibieron varias críticas… El amarillo casi siempre empezaba la subasta, y por lo tanto, casi nunca ganó. Lo peor es que el pobre no tenía la culpa. El gen G gritaba que por favor el orden de turno fuera inverso a el resultado de la subasta del turno anterior… Por otro lado estaba el soborno, en el que los jugadores ofrecían dinero al constructor de canales para que lo construyera en un sitio determinado. El caso es que frente a todas las ofertas, el constructor podía escoger cualquiera, incluso la oferta más baja, o pagar al banco más que la oferta mayor para hacer lo que le diera la gana. En general, no funcionó. Fran gritaba que por favor, sólo pudiera construir la del soborno superior o pagar al banco. Otro ataque de gen G.

¿Hilo de venta? ¿Chimenea? No diría tanto. El juego es familiar, y simplemente no funciona bien con gañanes. ¿Volvería a jugarlo? Seguro… si se cambia al menos el orden de turno 😉

Turno gañán: Fran, Jokin, David, Jose, Cristian

Anuncios

9 pensamientos en “Santiago y el gen G

  1. Vaya, pensaba que el Santiago había gustado más de lo que das a entender en la reseña… bueno al menos no me hundisteis la ilusión durante la partida…

  2. Ahhh, y definitivamente el juego funciona mucho mejor a 5, creedme.

    Lo del orden de turno se puede intentar y muy facilmente, lo de la construcción de canales es que a Fran no se le mete en la cabeza que no es una subasta, sino un soborno. Y en un soborno tu impones tus propias reglas aceptando lo que crees que es la mejor para ti, si la propuesta económica más alta no te convence construyes el canal según un soborno menor o incluso donde te sale de los huevos (pagando a un guardaespaldas para que te proteja y no te peguen un tiro por los patatales por no haber cedido al lobby de la agricultura de Caboverdiana). Yo no entiendo por qué levanta tantas ampollas. Una subasta es al mejor postor por definición mientras que un soborno no tiene reglas establecidas. Además que ya tiene suficiente el constructor de canales con plantar la peor loseta de la ronda, es un mecanismo de compensación.

  3. Me he explicado mal, el juego me gustó, es más, generó mucho debate post-partida. Simplemente, el orden de turno es familiar, y nosostros somos gañanes. Sobre lo del soborno no tengo opinión, aunque tengo que reconocer que en nuestra partida dio poco juego. EL constructor casi nunca tuvo que pagar mucho dinero por poner el canal donde quisiera, y casi nunca se aceptaron sobornos sustanciosos.

  4. Es un mecanismo que no funciona, más aún cuando uno te intenta sobornar por un piedrolar, otro con 5 y luego tú plantas el canal donde te sale de los webs por dos pelotes (uno más que el soborno mínimo)…. Este juego no tuvo el sello de calidad simio durante el testeo, allá por los años 50 😉

    El problema es que el canal bueno (o la loseta cojonuda en tu amado Industria) valen mucho más que todo el oro del mundo.

    Quitando ese detalle y el que comenta David del orden del turno, me lo pasé bien, repetiría y no me parece un mal juego.

  5. Te equivocas con lo de uno más que el soborno mínimo, es uno más que el soborno máximo. Es decir que si me ofreces 5 por poner el canal aquí, tendré que soltar 6 para construirlo allá… lo que si puedo es coger el soborno de 1 porque me convenga la dirección propuesta.

    Se entiende?

  6. No puedo entender que veas en eso un chusco de mecánica, si es como la vida misma. Lo que sería duro es tener que aceptar la mayor oferta a sabiendas de que te perjudica. Si otro me ofrece menos dinero pero me hace poner el canal por un sitio que me interesa más, lo mismo me compensa y al menos soy libre de escoger. Que ser el constructor de canales ya supuso pillar la peor loseta.

    Imagina que en Bohnanza estuvieses obligado a aceptar el cambio con el que te ofrece más cartas y no pudieras decidir qué es lo que más te conviene, sean cuales sean: Estaría Roto.

    Yo haría una variante de orden de turno pero lo del soborno es que mata el juego y su tema (pegado).

  7. Hola, no entiendo las críticas hacia el orden de juego.
    Supongo que lo hacéis bien. Lo digo porque has dicho que el jugador amarillo siempre era el primero en la puja y que no tenía culpa. Recuerdo que el jugador con la puja más baja (o el primero que pase) se convierte en el constructor en en ese mismo turno.
    En el turno siguiente será el último en la subasta por lo que es fácil que alguien pase antes que él cambiando el orden de turno. Creo que está bien hecho.

    • El orden de turno depende de quien haya apostado menos, y después del orden de sitio. En nuestra partida simplemente, el que estaba a la derecha del amarillo fue quien menos apostó varias veces, penalizando así al amarillo simplemente por el orden de sitio. En general, me gusta más cuando el orden de turno es independiente del orden de sitio en la mesa (como en el Brass). En este caso, podia simplemente ser inversamente proporcional a la apuesta realizada en el turno anterior haciendo el juego menos aleatorio y un poco más gañán.

      David

      ¡Primer comentarios externo a los simios! ¡Bienvenido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s