De mercaderes y soldados

Las golfas ya no son tan golfas, empiezan a las 17:30 y antes de las 21:00 los simios salen corriendo (a veces dejandose su zapato de cristal olvidado por las prisas), pero Wallace sigue con nosotros. Hoy, tras varios intentos, ha visto la luz el After the flood. Sí Jose, puedes respirar tranquilo, de esta te has librado.

Es para asustarse...

El juego trata de revivir 1500 años de historia de Babilonia en apenas 4 horas… Los imperios crecen, se extienden y mueren dejando detrás de si los restos de grandes ciudades. Es un juego que mezcla transformación de recursos con mayorías y algo de galletas. La transformación de recursos parece más complicado de lo que en realidad es, pero en realidad una vez se entiende el papel que juega cada tipo de recurso, dónde se pueden cambiar, y el papel que juega el lapislazuli, tampoco tiene mucho misterio. Básicamente recibes grano (que se puede convertir en hierro, madera y herramientas) y tela (que se puede convertir en cualquier cosa). Como puedes cambiar muchas veces a lo largo del turno, una vez recibes el grano y la tela, ya sabes a lo que puedes aspirar hacer en un turno. Las galletas son curiosas, el primero que empieza es probable que tenga el ejercito más grande, pero los que le siguen es probable que tengan un ejercito mejor y le barran del mapa. El caso es que de todo esto, nos enteramos al final del tercer turno. Vamos, que al principio estás más perdido que el barco del arroz. La segunda partida sin duda alguna, sería diferente.

En general me gustó, es un juego que funciona a tres. La única pega, es que todos los turnos son parecidos por que al final de cada uno, prácticamente se reinicia el tablero. Son 5 turnos, a unos 40 minutos por turno, sale un juego larguillo quizás un poco repetitivo. A mi me gustaría volver a jugarlo, y haciendo uso del gen G, quizás acortarlo un poco (¿3-4 turnos con inundaciones e imperios aleatorios quizás?). Para eso está el día del gañán… 🙂

Turno gañán: Jose, Cristian, Fran, Jokin, David

Anuncios

3 pensamientos en “De mercaderes y soldados

  1. After the Flood me pareció un juego muy complicado, pero no complicado de reglas si no de estrategia (optimizar las acciones,etc). Digamos que lo de ayer me trasladó a la primera vez que jugamos al Brass en casa de David cuando vivía en el callejón cani: “Ni puta idea de qué hacer”. Te pones a cambiar textiles por metales, etc etc etc y cuando te das cuenta te hace falta herramientas par mejorar tu ejército y no las tienes, ni las puedes conseguir ya porque te despistaste… tu cambiando grano por madera cuando desde lo alto de tu zigurat ves como se te viene encima una horda de lanceros que te van a trinchar cual pollo (hummm, pollo gañán).

    Terminas el turno con una jugada que te parece buena y cuando empieza la siguiente era te das cuenta que si hubieras empezado con un disco de herramientas la vida hubiese sido más fácil para ti, al fango otra era entera más… sensación constante de no llegar a todo lo que necesitas, agobiante e imperdonable. No terminamos la partida porque la duración del juego se va a las 4 horas.

    Me ví tan perdido como jugando al Le Havre, si bien es verdad que el tema de comerciar unas materias por otras no es tan quemacerebros como nos pareció a Jose y a mi en Córdoba cuando nos lo explicó Biblio. Pero en el juego hay un montón de cosas en las que fijarse y tener medianamente controlado: escribas, herreros, tejedores, campesinos, ejércitos,… De todas formas me voy a leer las reglas porque algunas cosas me parecieron un poco raras.

    Dos quedadas consecutivas jugando a juegos en los que no tengo ni puta idea de lo que hacer es duro… A esto le añadimos a un David que se mosqueaba conmigo porque no pillo los juegos tán rápido como él. Menos mal que no he sido alumno tuyo en la carrera, menudo cabrón tienes que ser con tus niños.

    Conclusión, el juego para mi no llega ni al notable raspado (6.75 le he cascado), si en lugar de ser de Wallace lo firmase otro autor sin mucha fama, no gozaría ni del beneficio de la duda.

    Dicho esto, estoy dispuesto a jugarlo de nuevo porque si el Brass sólo lo hubiese jugado una vez tampoco llegaría al Sobresaliente.

    PD: After the Flood se puede jugar via web, lo digo por si nos animamos… yo me animaría al menos lo intentaría.

    PD2: David, olvidate de mi Paths of Glory, no lo pienso vender! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s