Samuráis y monos ninja

AAR

– ¿Ya ha acabado la guerra?
– Sí.
– ¿Y quién ha ganado?
– El simio e amarillo ese que está ahí…
– ¿Pero ese simio estaba en el fregado?

No falla. Cinco simios. Un mapa pequeño. Dos horas de luchas encarnizadas… y un único ganador. El amarillo. Siempre lo hemos dicho. En caso de duda atiza al amarillo. Nos lo ha vuelto a hacer. Callado. Dirigiendo un imperio oculto que da la sorpresa al final. Vaya gañán. Ya nos veremos en el mundo pequeño, pero cuando te ataque, no te quejes…

Reseña

Hoy una de chinos (o de japos, que son todos iguales…), Shogun. La verdad es que es un buen juego, sobre todo comparado con sus competidores/juegos parecidos. A mi me recuerda al Senji, al Juego de tronos e incluso al Starcraft (este último el más ameritrasto… pero parecido al fin y al cabo). Juegos de conflicto multijugador en el que los jugadores deciden sus acciones de forma oculta y después se resuelven uno por uno. Sin duda alguna, este es el que más me gusta. Es rápido, sencillo y divertido. La torre de cubos es estupenda. No se si tirar dados es mejor o peor, pero es divertido tirar el montón de cubos a ver que sale. Los cubos verdes son estupendos. Esos malditos granjeros que se quedan dentro de la torre para darte el golpe de gracia cuando menos te lo esperas. Lo jugamos en una golfa, explicación incluida. Eso no está nada mal.

Lo bueno
– Para mi lo mejor es lo rápido que se juega y se resuelven los turnos. El sistema de las cartas de las regiones y las 10 acciones en orden prefijado funciona muy bien. Cómo única pega, que no me quedó muy claro el efecto de las ventajas del orden de turno. Pero es algo menor. El sistema de órdenes de los juegos similares funciona de forma diferente, lo que se pone son fichas de órdenes diferentes, una en cada región, y después se van resolviendo poco a poco. La idea de asignar regiones a las órdenes es elegante y hace que funciones mucho mejor.
– La torre de dados y poder pegarle a tus amigos 😀
– El arroz y el dinero le da un cierto aire de eurogame muy interesante (aunque a Jokin no le guste pasar hambre). Las revueltas son divertidas por que usan la torre.

Lo malo

– Es un juego de conflicto, que se gana sin atacar. Más o menos. Atacar es malo para los dos jugadores. No hay incentivo para meterse en líos (como por ejemplo si hay en el Starcraft). Tu llegas, sacas tus samurais, y es mejor que te quedes en casa sin salir… o al menos, que le pegues sólo a los verdes. Nada del amarillo. Al menos si quieres ganar.
– Por este mismo motivo, es un juego que prácticamente queda decidido en la subasta inicial de territorios. Si algún jugador coge una buena posición, puede tener una ventaja difícil de superar sin perecer en el intento.

Veredicto
Me gusta, pero teniendo en cuenta que hay que jugarlo con un poco de modo fiesta. Jugado demasiado en serio tiene riesgo de AP y de aburrimiento (pocos conflictos usando la maravillosa torre de dados). No lo vendas Fran, a ver si podemos volver a disfrutarlo en alguna quedada de viernes. 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s