Piratas y Colonos: Cómo se logró que los gañanes comerciaran.

Tras haber cedido su turno del gañán, hito histórico entre nosotros ya que contradice la primera regla del club del gañán, Jokin no vuelve a tropezar en la misma piedra y aprovecha que nos juntamos por la mañana en la casa de Jose para sacar su chusquete. En este caso ya lo habíamos jugado, incluso hay una entrada anterior en el blog sobre él. No es otro que el Catán Settlers of América.

Klaus Teuber, el creador, ha tenido que incluir trenes para que un grupo de gañanes como nosotros juegue a un Catán, lo disfrutemos, e incluso comerciemos… Increible.

El juego funciona en el fondo como el Catán, ya que dependiendo de la localización de tus ciudades, vas ganando recursos en función de una tirada de dados y esos recursos los empleas en mejorar, ya sea con carreteras, nuevas ciudades o cartas de desarrollo. En este juego se amplía y modifica la variedad de cosas que puedes construir: en vez de carreteras son vías de tren, puedes construir un tren y moverlo para entregar las mercancías, has de construir un colono y moverlo para crear las nuevas ciudades y puedes comprar cartas de desarrollo.

El juego es bastante dinámico, porque desde una colocación inicial en el este de USA, los jugadores se van extendiendo hacia el oeste, eliminando números de exágonos en el este, por lo que te obliga constantemente a buscar sitios donde hallar los recursos que has perdido en tus posiciones originales. Si a eso le sumamos que has de ir entregando cubos en ciudades diferentes a las tuyas que han de estar conectadas por vías, nos queda un juego más que resultón. Según vas construyendo ciudades, los cubos que has de entregar en otras ciudades se van liberando, por lo que el juego te obliga mucho a ir poco a poco, o al menos colonizar mucho antes de dedicarte al transporte puro y duro.

En el aspecto gráfico y de componentes el juego es soberbio, ya que trae un montón de madera, el mapa es de gran tamaño y las cartas tienen un buen grosor. La única pega que le pongo al tablero es que hay un recurso cuyo exágono no se distingue demasiado entre los demás: el carbón.

En definitiva un buen juego, apto para todos los niveles, desde los jugadores más familiares hasta los más culo duro. En nuestra partida Cristian empezó como un tiro, ganando recursos a cascoporro con cualquiera de las tiradas, pero tuvo el fallo, o la mala suerte, de irse con el tren donde también fueron Jokin y Jose. Sin oponentes en colocación de cubos, me dejaron el camino prácticamente libre hacia la victoria, aunque Jokin cargadito de carbones y dinero estuvo a punto de dar la campanada en el último turno, quedándose a un solo cubo por entregar.

De segundo plato, tuvimos una de las múltiples “latas de anchoas” como denominamos a los juegos de la editorial Adlung por su reducido tamaño. En este caso fue Antigua, un juego que siendo de piratas ya tiene un +1 antes siquiera de leer nada sobre él.

Luego en sí el juego es un filler, donde reclutas tripulación consistente en diferentes personajes, cada uno de los cuales tiene una característica (navegante, capitán, cañonero, etc.). La gracia del juego es que hay un personaje que permite cambiar el rol de los demás, por lo que tú vas todo feliz a abordar a un navío con tus tres cañoneros y el jugador anterior a tí te cambia el rol de los cañoneros y te los convierte en navegantes…. hundido, nunca mejor dicho ;)

Al ser un filler de 20 minutos apenas da tiempo a hacer nada, ya que cuando 12 de las 14 islas del juego se han descubierto y cobrado el tesoro el juego se acaba. Simpático y rápido para jugarlo de fin de fiesta, pero nuevamente un juego para que lo tenga otro y jugarlo de vez en cuando, eso sí, en su día del gañán ;P

Turno del gañán: Fran, Cristian, David, Jose, Jokin

About these ads

10 pensamientos en “Piratas y Colonos: Cómo se logró que los gañanes comerciaran.

  1. Del Catan America no hago más que escuchar buenos comentarios, pero me echa para atrás la duración (¿2 horas en un Catan?), así que creo que me esperaré al de Star Trek para reencontrarme con el Catan ;D

    Un saludo!

  2. Lethan, deberías dejar a un lado los prejuicios y probarlo. Ya verás como no se te hace largo y lo disfrutas.

    Bueno, a menos que te sientes en la mesa pensando que se hará largo. Entonces, hagas lo que hagas, el juego no te gustará.

    A nosotros nos encantó.

  3. Yo no he jugado al america, pero si al europa, por lo que tengo entendido son parecidos, a mi me parecio que habian usado muchas reglas de la expansión del mercaderes y barbaros, como las caravanas y las rutas comerciales.

  4. Pingback: Las bicicletas son para el verano « Simios golfos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s